La salud de tus riñones está en tus manos

La salud de tus riñones está en tus manos

Mantente alerta y atento a los síntomas

Si padeces de diabetes, hipertensión arterial, obesidad o hay antecedentes de alguna enfermedad renal en tu familia te recomendamos cuidados especiales.

Recuerda que los síntomas más comunes de las enfermedades renales son la hinchazón de cara y pies, pérdida de apetito, nauseas, vómito, palidez, debilidad, reducción de la cantidad de orina y presencia de sangre o proteínas en la orina.

Acércate a Plénita o consulta a tu doctor en caso de presentar estos síntomas.

CUIDADOS ESPECIALES PARA DIABÉTICOS

La diabetes es la principal causa de la enfermedad renal crónica (ERC). Se estima que alrededor de 45-60% que los casos de enfermedades renales en fase terminal se deben a la diabetes.

Un diagnóstico oportuno es la mejor manera de prevenir una enfermedad crónica. Te recomendamos medir frecuentemente tu presión arterial y realizar, por lo menos una vez al año, un examen de sangre para medir la creatinina y un examen de orina para detectar proteína. Mantén tu presión arterial por debajo de 125/75 mmHg, reduce proteínas en la dieta y mantén el control de lípidos (grasa) en la sangre evitando alimentos altos en colesterol.

CUIDADOS ESPECIALES PARA HIPERTENSOS

La hipertensión arterial es la segunda causa de la enfermedad renal crónica (ERC). Muchas personas con presión arterial alta no presentan síntomas visibles y otras abandonan los tratamientos de control de hipertensión porque se sienten más cómodos sin medicamentos.Te recomendamos medir frecuentemente tu presión arterial, tomar tus medicamentos de manera regular y mantener una dieta baja en sal.

Asegúrate de mantener tu presión arterial por debajo de 130/80 mmHg, así como realizar una vez al año un examen de orina y otro de sangre para medir el nivel de creatinina.

Cuidados especiales cuando existen antecedentes familiares

Un adulto con antecedentes familiares de enfermedad renal poliquística, el trastorno hereditario del riñón más común, está en riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica (ERC).

Te recomendamos realizar un ultrasonido periódicamente para detectar cualquier pérdida de función renal.

La enfermedad renal poliquística no tiene cura, pero se puede retrasar la pérdida de función renal mediante el control de la presión arterial, restricciones en la dieta y control de infecciones en las vías urinarias.

Precauciones en el uso de medicamentos sin receta médica

Las personas en edad avanzada (más de 55 años) que ingieren medicamentos sin receta médica tienen el riesgo de desarrollar un daño renal. Hay muchos medicamentos que son anunciados para su consumo sin receta médica (principalmente analgésicos para dolor de cabeza o muscular), mismos que, cuando se toman frecuentemente y sin indicación médica, dejan de ser seguros.

Te recomendamos no ingerir ningún medicamento, medicina naturista o suplementos alimenticios por un periodo prolongado y constante sin antes consultar con un doctor.

CUIDADOS ESPECIALES PARA DIABÉTICOS

La diabetes es la principal causa de la enfermedad renal crónica (ERC). Se estima que alrededor de 45-60% que los casos de enfermedades renales en fase terminal se deben a la diabetes.

Un diagnóstico oportuno es la mejor manera de prevenir una enfermedad crónica. Te recomendamos medir frecuentemente tu presión arterial y realizar, por lo menos una vez al año, un examen de sangre para medir la creatinina y un examen de orina para detectar proteína. Mantén tu presión arterial por debajo de 125/75 mmHg, reduce proteínas en la dieta y mantén el control de lípidos (grasa) en la sangre evitando alimentos altos en colesterol.

CUIDADOS ESPECIALES PARA HIPERTENSOS

La hipertensión arterial es la segunda causa de la enfermedad renal crónica (ERC). Muchas personas con presión arterial alta no presentan síntomas visibles y otras abandonan los tratamientos de control de hipertensión porque se sienten más cómodos sin medicamentos.

Te recomendamos medir frecuentemente tu presión arterial, tomar tus medicamentos de manera regular y mantener una dieta baja en sal.

Asegúrate de mantener tu presión arterial por debajo de 130/80 mmHg, así como realizar una vez al año un examen de orina y otro de sangre para medir el nivel de creatinina.

Cuidados especiales cuando existen antecedentes familiares

Un adulto con antecedentes familiares de enfermedad renal poliquística, el trastorno hereditario del riñón más común, está en riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica (ERC).

Te recomendamos realizar un ultrasonido periódicamente para detectar cualquier pérdida de función renal.

La enfermedad renal poliquística no tiene cura, pero se puede retrasar la pérdida de función renal mediante el control de la presión arterial, restricciones en la dieta y control de infecciones en las vías urinarias.

Precauciones en el uso de medicamentos sin receta médica

Las personas en edad avanzada (más de 55 años) que ingieren medicamentos sin receta médica tienen el riesgo de desarrollar un daño renal. Hay muchos medicamentos que son anunciados para su consumo sin receta médica (principalmente analgésicos para dolor de cabeza o muscular), mismos que, cuando se toman frecuentemente y sin indicación médica, dejan de ser seguros.

Te recomendamos no ingerir ningún medicamento, medicina naturista o suplementos alimenticios por un periodo prolongado y constante sin antes consultar con un doctor.

logo-footer